Seguridad en la nube

Alianza para la seguridad en la nube

La seguridad en la nube es una disciplina de la ciberseguridad dedicada a proteger los sistemas de computación en la nube. Esto incluye mantener los datos privados y seguros en la infraestructura, las aplicaciones y las plataformas en línea. La seguridad de estos sistemas implica los esfuerzos de los proveedores de la nube y de los clientes que la utilizan, ya sea un individuo, una pequeña o mediana empresa o una empresa.

Los proveedores de la nube alojan los servicios en sus servidores a través de conexiones a Internet siempre activas. Dado que su negocio se basa en la confianza de los clientes, se utilizan métodos de seguridad en la nube para mantener los datos de los clientes privados y almacenados de forma segura. Sin embargo, la seguridad en la nube también está parcialmente en manos del cliente. Comprender ambas facetas es fundamental para una solución de seguridad en la nube saludable.

La seguridad en la nube es el conjunto de tecnologías, protocolos y buenas prácticas que protegen los entornos de computación en la nube, las aplicaciones que se ejecutan en ella y los datos que se guardan en ella. La seguridad de los servicios en la nube comienza con la comprensión de qué es exactamente lo que se está protegiendo, así como los aspectos del sistema que deben gestionarse.

Informe sobre la seguridad en la nube en 2022

En el pasado, las organizaciones compraban equipos informáticos (hardware y/o software) y los gestionaban ellas mismas. Hoy en día, muchas organizaciones prefieren comprar servicios de TI a un proveedor de servicios de TI. Esta tendencia se conoce generalmente, y de forma liberal, como “pasar a la nube”.

  Diferentes soluciones

Nuestra evaluación de riesgos para la seguridad en la nube de 2009 es ampliamente citada, tanto en los Estados miembros de la UE como fuera de ella. A raíz de esta evaluación de riesgos, publicamos un marco de garantía para regular los riesgos de seguridad de la información cuando se pasa a la nube. Este marco de garantía se está utilizando como base para algunas iniciativas del sector sobre la garantía de la nube. En 2011, ENISA publicó un informe sobre la seguridad y la resiliencia en las nubes gubernamentales.

Gestión de la seguridad a través de acuerdos de nivel de servicio: El trabajo del responsable de TI de una organización ha cambiado como consecuencia de ello: En lugar de configurar el hardware, instalar y configurar el software, los responsables de TI tienen que gestionar los contratos de servicios con estos proveedores de servicios de TI. ENISA estudia cómo se pueden establecer y supervisar estos contratos de servicios de manera que se optimice la seguridad de la información.    En diciembre de 2011, ENISA ha publicado una encuesta y un análisis de los parámetros de seguridad en los SLA de la nube en todo el sector público europeo. En 2011 también se organizó un taller sobre los parámetros de seguridad en los SLA de la nube, junto con OASIS y CSA, en el simposio internacional de la nube de OASIS.

Ciberseguridad en la nube

La seguridad en la nube implica los procedimientos y la tecnología que protegen los entornos de computación en la nube contra las amenazas de ciberseguridad tanto externas como internas. La computación en nube, que es la prestación de servicios de tecnología de la información a través de Internet, se ha convertido en una necesidad para las empresas y los gobiernos que buscan acelerar la innovación y la colaboración. La seguridad en la nube y las mejores prácticas de gestión de la seguridad diseñadas para evitar el acceso no autorizado son necesarias para mantener los datos y las aplicaciones en la nube a salvo de las amenazas de ciberseguridad actuales y emergentes.

  Despliegue continuo

Cuando se utiliza un servicio de computación en la nube proporcionado por un proveedor de nubes públicas, los datos y las aplicaciones se alojan con un tercero, lo que marca una diferencia fundamental entre la computación en la nube y la TI tradicional, donde la mayoría de los datos se mantenían dentro de una red autocontrolada. Comprender su responsabilidad en materia de seguridad es el primer paso para crear una estrategia de seguridad en la nube.

La mayoría de los proveedores de la nube intentan crear una nube segura para los clientes. Su modelo de negocio gira en torno a la prevención de infracciones y al mantenimiento de la confianza del público y de los clientes. Los proveedores de la nube pueden intentar evitar problemas de seguridad en la nube con el servicio que proporcionan, pero no pueden controlar cómo los clientes utilizan el servicio, qué datos añaden a él y quién tiene acceso. Los clientes pueden debilitar la ciberseguridad en la nube con su configuración, datos sensibles y políticas de acceso. En cada tipo de servicio de nube pública, el proveedor y el cliente de la nube comparten diferentes niveles de responsabilidad en materia de seguridad. Por tipo de servicio, estos son:

Seguridad en la nube de Fortinet

La seguridad en la nube, también conocida como seguridad de la computación en la nube, consiste en un conjunto de políticas, controles, procedimientos y tecnologías que funcionan conjuntamente para proteger los sistemas, los datos y la infraestructura basados en la nube. Estas medidas de seguridad se configuran para proteger los datos de la nube, apoyar el cumplimiento de la normativa y proteger la privacidad de los clientes, así como para establecer reglas de autenticación para usuarios y dispositivos individuales. Desde la autenticación del acceso hasta el filtrado del tráfico, la seguridad en la nube puede configurarse según las necesidades exactas de la empresa. Y como estas reglas pueden configurarse y gestionarse en un solo lugar, los gastos de administración se reducen y los equipos de TI pueden centrarse en otras áreas de la empresa.

  Ventajas de una base de datos

La forma en que se ofrece la seguridad en la nube dependerá del proveedor de la nube individual o de las soluciones de seguridad en la nube existentes. Sin embargo, la implementación de los procesos de seguridad en la nube debe ser una responsabilidad conjunta entre el propietario de la empresa y el proveedor de la solución.

Para las empresas que hacen la transición a la nube, es imperativo contar con una sólida seguridad en la nube. Las amenazas a la seguridad evolucionan constantemente y son cada vez más sofisticadas, y la computación en la nube no corre menos riesgo que un entorno local. Por esta razón, es esencial trabajar con un proveedor de la nube que ofrezca la mejor seguridad de su clase y que haya sido personalizada para su infraestructura.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad