Consecuencias del malware

Cómo afectan los virus informáticos a las empresas

El ransomware es un software malicioso que emplea el cifrado para pedir un rescate por la información de la víctima. Los datos críticos de un usuario u organización se cifran para que no puedan acceder a archivos, bases de datos o aplicaciones. A continuación, se pide un rescate para facilitar el acceso. El ransomware suele estar diseñado para propagarse por la red y dirigirse a los servidores de bases de datos y archivos, por lo que puede paralizar rápidamente toda una organización. Se trata de una amenaza creciente, que genera miles de millones de dólares en pagos a los ciberdelincuentes e inflige importantes daños y gastos a las empresas y organizaciones gubernamentales.

El ransomware utiliza el cifrado asimétrico. Se trata de una criptografía que utiliza un par de claves para cifrar y descifrar un archivo. El par de claves público-privado es generado por el atacante para la víctima, con la clave privada para descifrar los archivos almacenados en el servidor del atacante. El atacante pone la clave privada a disposición de la víctima sólo después de que se pague el rescate, aunque, como se ha visto en recientes campañas de ransomware, no siempre es así. Sin acceso a la clave privada, es casi imposible descifrar los archivos por los que se pide un rescate.

Impacto del malware en las empresas

Impulsado por la prevalencia de las conexiones de alta velocidad y siempre activas, Internet se ha convertido en una poderosa herramienta para mejorar la innovación y la productividad. Sin embargo, la creciente dependencia de Internet y de otras redes de comunicación significa que también se ha convertido en una forma popular y eficaz de propagar virus informáticos y otros tipos de software malicioso (malware).

  Hosting in the cloud

Los “virus”, los “gusanos” y los “zombis” pueden sonar a ciencia ficción, pero de hecho son la realidad que presenta la propagación del malware. El poder y la amenaza del malware consisten en que puede infiltrarse, manipular o dañar ordenadores individuales, así como redes enteras de información electrónica, sin que los usuarios sepan que algo anda mal. Todo esto ha llevado al mundo electrónico a una importante coyuntura.

Los ataques de malware están aumentando tanto en frecuencia como en sofisticación, lo que supone una grave amenaza para la economía de Internet y para la seguridad nacional. Al mismo tiempo, los esfuerzos para luchar contra el malware no están a la altura de esta creciente amenaza global; los esfuerzos de respuesta y mitigación del malware son esencialmente fragmentados, locales y principalmente reactivos.

Formas de prevenir el software malicioso

En una economía global cada vez más compleja y en constante movimiento, nuestro éxito depende de la fidelidad con la que nos adhiramos a nuestros principios fundamentales: ofrecer un servicio excepcional al cliente, actuar con integridad y responsabilidad, y apoyar el crecimiento de nuestros empleados.

Con más de 50.000 tecnólogos en 21 Centros Tecnológicos Globales, diseñamos, construimos y desplegamos tecnología que permite soluciones que están transformando la industria de los servicios financieros y más allá.

  Cuando usar sql y nosql

El ransomware es una forma de software malicioso (malware) que está diseñado para cifrar archivos en un dispositivo, haciendo que los archivos y los sistemas que dependen de ellos sean inutilizables. Los actores maliciosos exigen entonces el pago de un rescate, normalmente en forma de criptomoneda, a cambio del descifrado. Estos actores maliciosos también pueden hacer demandas de extorsión amenazando con liberar los datos robados si no se paga un rescate, o pueden volver después del hecho y exigir un pago adicional para no liberar la información robada.

Un ataque de ransomware puede afectar gravemente a la capacidad operativa de una organización. Incluso si la organización está bien preparada y tiene copias de seguridad funcionales, la restauración de los sistemas afectados podría llevar horas. Peor aún, las organizaciones que no estaban tan preparadas, o cuyas copias de seguridad pueden haberse visto comprometidas durante el ataque, podrían tardar días o semanas en volver a su plena capacidad operativa, lo que significa que sus ingresos disminuirán o se detendrán por completo mientras se recuperan.

Ransomware

Los daños causados por un virus que ha infectado un ordenador doméstico o una red corporativa pueden ser diferentes: desde un aumento insignificante del tráfico saliente (si un ordenador está infectado por un troyano que envía spam) hasta la ruptura completa de la red o la pérdida de datos críticos. La magnitud de los daños depende de los objetivos del virus y a veces los resultados de su actividad son imperceptibles para los usuarios de una máquina comprometida.

  Empresa que presta servicios de gestion a terceros

El fallo catastrófico o la dramática ralentización de un ordenador individual o de una red pueden ser premeditados o accidentales. Un virus o un troyano pueden eliminar elementos críticos del sistema, inutilizando así el sistema operativo, sobrecargar la red con un ataque DDoS o afectar negativamente a la operatividad del sistema.

Los problemas fatales suelen estar causados por un error en el código o el principio de funcionamiento del virus. Los errores pueden encontrarse en cualquier producto de software, incluidos los virus. Además, es muy poco probable que los virus se prueben a fondo antes de ser lanzados, una práctica que también tienen algunos productos comerciales. A veces, el malware es incompatible con el software y el hardware del sistema sobre el que se ejecuta, lo que provoca el fallo del servidor o el aumento drástico del tráfico de spam, paralizando así la red de una empresa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad