Base de datos distribuidas ventajas y desventajas

Desventajas de las bases de datos distribuidas

En una base de datos distribuida, los datos se reparten o replican entre varias bases de datos que están físicamente separadas entre sí. Estas bases de datos están conectadas a través de una red, de modo que para el usuario aparecen como una única base de datos.

El DDBMS consiste en una única base de datos lógica que se divide en múltiples fragmentos. Cada fragmento se almacena en uno o más ordenadores que están bajo el control de un SGBD separado y conectados por una red.

En un SGBD homogéneo, todos los sitios tienen un esquema de base de datos similar y ejecutan un software de gestión de bases de datos similar. Cada sitio conoce la existencia de otros sitios y puede comunicarse directamente entre sí.

En realidad, se pueden enlazar varias bases de datos ya existentes para construir una base de datos distribuida. Estas bases de datos pueden ejecutar un software de gestión de bases de datos diferente y tener un esquema distinto. Estos sistemas se denominan DDBMS heterogéneos.

Los usuarios pueden enviar las consultas en el lenguaje del SGBD utilizado en su sitio local. El sistema oculta al usuario la existencia de otras bases de datos y proporciona transparencia. El diseño de un SGBD heterogéneo es mucho más difícil, ya que el sistema debe proporcionar interoperabilidad entre diferentes bases de datos que pueden tener software y hardware de gestión de bases de datos diferentes.

  Estructura de microservicios

Base de datos distribuida en dbms

La distribución de datos y aplicaciones tiene ventajas potenciales sobre los sistemas tradicionales de bases de datos centralizadas. Desgraciadamente, también tiene desventajas; en esta sección repasamos las ventajas y desventajas de los DDBMS.

Sin embargo, en las bases de datos distribuidas, el trabajo requiere simplemente añadir nuevos ordenadores y datos locales al nuevo sitio y, finalmente, conectarlos al sistema distribuido, sin interrumpir las funciones actuales.

En caso de fallo de la base de datos, el sistema total de las bases de datos centralizadas se detiene. Sin embargo, en los sistemas distribuidos, cuando falla un componente, el funcionamiento del sistema continúa aunque con un rendimiento reducido. De ahí que los DDBMS sean más fiables.

Si los datos se distribuyen de forma eficiente, las peticiones de los usuarios pueden ser atendidas a partir de los propios datos locales, lo que proporciona una respuesta más rápida. En cambio, en los sistemas centralizados, todas las consultas tienen que pasar por el ordenador central para ser procesadas, lo que aumenta el tiempo de respuesta.

  Contenedores kubernetes

Como los datos se encuentran cerca del lugar de “mayor demanda”, y dado el paralelismo inherente a los SGBD distribuidos, la velocidad de acceso a la base de datos puede ser mejor que la que se puede alcanzar desde una base de datos centralizada remota.

Ventajas del sistema de bases de datos distribuidas

Los usuarios acceden a la base de datos distribuida a través de diversas aplicaciones, cada una de ellas diseñada para proporcionar un conjunto específico de funcionalidades. En un sistema de base de datos distribuida, las aplicaciones que se ejecutan en cualquiera de los sitios del sistema deben poder operar en cualquiera de los fragmentos de la base de datos. El software que se utiliza para gestionar una base de datos distribuida se denomina “sistema de gestión de bases de datos distribuidas” (DDBMS).

Muchas organizaciones están naturalmente distribuidas en diferentes lugares. Por ejemplo, una empresa puede tener sedes en diferentes ciudades, o un banco puede tener múltiples sucursales. Es natural que las bases de datos que se utilizan en esas organizaciones estén distribuidas en esos lugares. Un requisito importante de esta distribución es que los usuarios puedan acceder a los datos tanto a nivel local como en otras ubicaciones.

Cuando un sistema centralizado falla, la base de datos no está disponible para todos los usuarios. Un sistema distribuido seguirá funcionando a un nivel reducido cuando falle un componente. Sigue funcionando si uno o más sitios se caen o si fallan los enlaces de comunicación.

  Freeware es de pago

Qué es la base de datos distribuida

Los sistemas de bases de datos distribuidas son un tipo de SGBD en el que las bases de datos están presentes en diferentes lugares y están conectadas a través de una red. Cada sitio de una base de datos distribuida es capaz de acceder y procesar tanto los datos locales como los remotos. Aunque el SGBD distribuido es capaz de comunicar y compartir datos de forma efectiva, tiene varias desventajas, como las que se indican a continuación.  Si los datos no se distribuyen adecuadamente en los distintos sitios, el tiempo de procesamiento de las consultas aumentará y la respuesta a las solicitudes será lenta.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad