Aplicaciones monolíticas

Arquitectura monolítica frente a microservicios

Durante mucho tiempo, la arquitectura monolítica ha sido el estándar en lo que respecta al desarrollo de aplicaciones, pero a medida que la economía digital avanza hacia un modelo más basado en la suscripción, está empezando a parecer obsoleta.

En su lugar, muchas empresas están recurriendo a la arquitectura de microservicios para sus necesidades de aplicación. Amazon AWS, por ejemplo, ya la ha adoptado, citando la flexibilidad y la facilidad de despliegue como ventajas clave.

Los sistemas monolíticos se construyen en un solo bloque (también conocido como “monolito”). Así, una aplicación monolítica se construye y funciona como una sola entidad, con elementos como las API, las bases de datos, los servicios y los equilibradores de carga entretejidos en un único marco de aplicación.

Cuando se trata de la arquitectura monolítica frente a los microservicios, es tentador asumir que lo más nuevo es mejor. Sin embargo, la cuestión de la aplicación monolítica frente a los microservicios es un poco más complicada que simplemente lo viejo frente a lo nuevo.

Es fácil para un equipo pequeño reunir y construir rápidamente una aplicación ejecutable utilizando un sistema monolítico. Esto hace que la arquitectura monolítica sea ideal para las startups sin grandes presupuestos de desarrollo de software.

Ejemplo de arquitectura monolítica

En el desarrollo de software, la arquitectura monolítica ha visto con éxito el diseño y desarrollo de aplicaciones. La mayoría de las empresas unicornio de los últimos años comenzaron su andadura utilizando la arquitectura monolítica. Sin embargo, hemos visto un cambio significativo y la adaptación de los patrones de arquitectura de microservicios en los últimos años. La popularidad de diseñar y desarrollar aplicaciones utilizando microservicios se debe principalmente a la escalabilidad y al aumento de la productividad de los equipos y empresas más grandes.

  Servicios cloud para empresas

Estamos en la era moderna en la que la experiencia del cliente se ha convertido en algo crucial para el éxito del negocio. Por lo tanto, aquellos que proporcionan una mejor experiencia del cliente ganan el mercado. Para tener una experiencia fluida, es evidente que la aplicación tiene que funcionar bien, lo que ha hecho que los microservicios sean populares en los últimos años.

Una cosa importante a tener en cuenta es que los “microservicios” no son una bala de plata que pueda resolver todos los problemas. Pero, por supuesto, los microservicios pueden resolver algunos de los problemas a los que se enfrenta el desarrollo de software. Pero, ¿hace que el enfoque monolítico sea obsoleto y esté muerto?

Arquitectura de microservicios

En ingeniería de software, una aplicación monolítica describe una aplicación de software de un solo nivel en la que la interfaz de usuario y el código de acceso a los datos se combinan en un único programa de una sola plataforma.

Una aplicación monolítica es autónoma e independiente de otras aplicaciones informáticas. La filosofía de diseño es que la aplicación no sólo es responsable de una tarea concreta, sino que puede realizar todos los pasos necesarios para completar una función determinada.[1] Hoy en día, algunas aplicaciones de finanzas personales son monolíticas en el sentido de que ayudan al usuario a realizar una tarea completa, de punta a punta, y son silos de datos privados en lugar de partes de un sistema más amplio de aplicaciones que trabajan juntas. Algunos procesadores de texto son aplicaciones monolíticas[2]. Estas aplicaciones se asocian a veces con los ordenadores centrales.

  Freeware es de pago

En ingeniería de software, una aplicación monolítica describe una aplicación de software que está diseñada como un solo servicio[cita requerida] Los servicios múltiples pueden ser deseables en ciertos escenarios ya que pueden facilitar el mantenimiento al permitir la reparación o el reemplazo de partes de la aplicación sin requerir un reemplazo total.

Escalado de aplicaciones monolíticas

En este escenario, estás construyendo una aplicación o servicio web único y monolítico y desplegándolo como un contenedor. Dentro de la aplicación, la estructura puede no ser monolítica; puede comprender varias bibliotecas, componentes o incluso capas (capa de aplicación, capa de dominio, capa de acceso a datos, etc.). Externamente, es un único contenedor, como un único proceso, una única aplicación web o un único servicio.

Para gestionar este modelo, se despliega un único contenedor para representar la aplicación. Para escalarlo, basta con añadir unas cuantas copias más con un equilibrador de carga delante. La simplicidad proviene de la gestión de un único despliegue en un solo contenedor o máquina virtual (VM).

  Base de datos distribuidas ventajas y desventajas

Siguiendo el principio de que un contenedor hace una sola cosa, y lo hace en un solo proceso, el patrón monolítico está en conflicto. Puedes incluir múltiples componentes/bibliotecas o capas internas dentro de cada contenedor, como se ilustra en la Figura 4-1.

Una aplicación monolítica tiene toda o la mayor parte de su funcionalidad dentro de un único proceso o contenedor y está compuesta por capas o bibliotecas internas. La desventaja de este enfoque viene si o cuando la aplicación crece, requiriendo que se escale. Si toda la aplicación se escala, no es realmente un problema. Sin embargo, en la mayoría de los casos, unas pocas partes de la aplicación son los puntos de estrangulamiento que requieren el escalado, mientras que otros componentes se utilizan menos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad