Tecnología

EL PRÓXIMO TRAGO QUE PIDAS PODRÍA SERVIRLO UN ROBOT EN LOS BARES DEL FUTURO

Te presentamos a Barney, un autómata que ya funciona en algunas barras del mundo, cuenta chistes y mantiene conversaciones mientras prepara los pedidos.

Un buen bartender, uno de carne y hueso, es valorado por sus conocimientos técnicos, su conversación y, en ocasiones, por esos singulares malabarismos que congracian a los ojos aunque nada al paladar.

Algunos de esos atributos parecen exclusivamente humanos, pero ya existen robots dispuestos a controlar las barras en los bares. Uno de ellos es Barney, un autómata que se perfila como un emblema entre los cantineros metálicos. Barney no sólo sirve tragos, café y otras bebidas; también conversa con los clientes e incluso cuenta chistes.

“Barney captura mucha atención, sobre todo los niños están muy entusiasmados con la barra robotizada. Pero también a muchos adultos les gusta. Es algo muy nuevo y emocionante para muchas personas”, dice Doreen Koletzki, relacionista pública de F&P Robotics, la empresa suiza de la que emerge este ingenio.

“Especialmente durante la pandemia de Covid-19 la atención y la aceptación con respecto a los robots para la barra aumentó: después de todo, Barney no puede transmitir ninguna enfermedad e incluso se desinfecta el brazo por su cuenta”, añade.

Nuestra intención no es reemplazar a un bartender. Seguramente te sentarás en un bar atendido por humanos si querés tener una conversación profunda. No obstante, es importante para nosotros que los clientes puedan entretenerse si lo desean, también con el robot. Así que agregamos ciertos efectos (Barney sabe contar chistes y mantener ciertas conversaciones) ya que experimentamos que mezclar bebidas en silencio es muy técnico, comenta Koletzki.

¿En cuántos establecimientos se utiliza Barney en la actualidad?

Koletzki cuenta que en China construyeron un Barney Bar que sirve cócteles y bebidas sin alcohol, y también un Barney Barista, que sirve café, té y leche. También hay otro robot operando en Omán y pronto su próximo Barney funcionará en Alemania. Además, de tener más proyectos a seguir, por ejemplo en España, Inglaterra y Estados Unidos.

En este lado del mundo, es posible que los servicios de Barney y de otros desarrollos similares no entren en funcionamiento la semana próxima o en el próximo año. Mientras tanto, la empresa suiza pule a su criatura. Según cuenta Koletzki, les interesa oír la opinión de los parroquianos que fueron atendidos por el autómata para mejorar sus funciones.

“Nuestro objetivo es agregar aún más opciones de entretenimiento a Barney. Además, se planea ser más flexible con respecto a la oferta de bebidas. Ya podemos programar muchas mezclas, pero en nuestra opinión es posible hacer más”, cierra.

Fuente: TN.

Botón volver arriba