Locales

OSSE SUBE UN 45% LA TARIFA DE AGUA

En la repartición dicen que el aumento no cubre los costos, y no aseguran que será el único aumento del año.

Ayer se oficializó el descongelamiento de la tarifa del agua en la provincia y la aplicación de un aumento del 45% a partir de este mes, por lo que la boleta del servicio de agua y cloacas que es la que tiene la mayor parte de la población, se incrementará de los actuales $720,71, a $1.045 por mes.

Las boletas con los consumos de abril llegarán para su pago en los meses de mayo y de junio a los usuarios sanjuaninos que son alrededor de 187.000. Se trata de la primera actualización que se hace en San Juan desde agosto de 2019, ya que durante el año pasado esa tarifa permaneció congelada por disposición nacional en todo el país a raíz de la crisis que generó la pandemia. Pero en Obras Sanitarias Sociedad del Estado ( OSSE) no descartan que sea el único ajuste del año, o si se volverá al sistema de ajustes dos veces al año que se estrenó en el 2019. El titular del organismo estatal, Guillermo Sirerol; dijo al ser consultado que «todavía no está definido» si se producirá otro ajuste en lo que resta del año. «No está ni confirmado, ni no confirmado, no está previsto ahora. Estamos trabajando el presente para poder equiparar un poco el atraso tarifario existente, y además hoy no se sabe cómo a a evolucionar la pandemia», indicó.

En cambio, sí destacó que el aumento del 45% esta muy lejos de cubrir los costos operativos que requiere la repartición para brindar el servicio en toda la provincia. El funcionario explicó que en casi dos años de atraso tarifario sumado a la inflación de ese período, las variaciones de los productos químicos y los insumos para potabilizar aumentaron 147%, los materiales de PVC treparon 88% y el costo del combustible se incrementó un 75% . «En 2020 íbamos a realizar el incremento correspondiente pero las provincia se adaptó al DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) nacional y se congeló la tarifa hasta marzo de este año. Ahora procedemos a aplicar un incremento pero no se podía trasladar el 100% de la nueva tarifa al usuario, por lo que el Estado provincial va a seguir subsidiando este servicio público», dijo Sirerol, al referirse a la situación desatada por la pandemia del Covid-19.

Para minimizar el impacto, en OSSE indican que la suba representará solamente $324 más por mes para quienes tienen agua y cloacas, con lo cual la tarifa se eleva a $1.045. Para los usuarios residenciales de agua solamente el incremento es de $178 más, posicionando la nueva boleta mensual en $471. En el caso de los jubilados, los que tienen servicio de agua pasaran a pagar $85 más y una boleta de $274, mientras que la clase pasiva con servicio de agua y cloaca deberá disponer de $148 extra, y su boleta se eleva a $478. Incluso destacan otra cuenta: el incremento autorizado significará pagar $18 diarios para un usuario residencial de agua, $33 para quien tiene también cloacas y $8,80 por día para los jubilados con servicio de agua potable. «Si uno lo empieza a comparar con otros servicios, estamos hablando de un ajuste muy bajo, porque el Gobierno provincial lo esta subsidiando», añadió.

La empresa confirmó también que aumento la mora en el pago del servicio público y ahora se ubica en el 25% del padrón, cuando en el 2019 las autoridades admitieron que la morosidad rondaba entre 18 y 19,5% respecto al año anterior. Al respecto, Sirerol dijo que al inicio de la pandemia, entre los meses de abril a julio; se había incrementado bastante la morosidad, pero a partir de agosto se fue regularizando y hoy si se compara con el mismo periodo del año pasado ha mejorado. Agregó que en el Gran San Juan hay mayor cumplimiento, mientras que en el resto de los departamentos la morosidad es mayor.

  • Escasez hídrica y piscinas

Frente a la escasez de agua que sufre San Juan en OSSE descartaron que vaya a faltar agua para la población. «»El agua potable representa el 8% del consumo hídrico de la provincia y está garantizada», dijo Sirerol.

No obstante, agregó que la empresa seguirá insistiendo en el uso racional del recurso ya que aún persisten picos de consumo de 850 a 900 litros, por persona y por día en verano y entre 500 a 550 litros en invierno, cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda de 180 a 200 litros diarios. Los litros extra corresponden al riego de jardines en forma incorrecta, lavado de autos y llenado de piscinas. Justamente este último verano fue un boom la venta y colocación de piletas debido a que la gente no se fue de vacaciones. En la empresa dicen que no han sacado el porcentaje de incremento del consumo, pero un dato revelador es que debieron construir 3 nuevos pozos de extracción subterránea y repotenciar otros 7. En total, la empresa cuenta con el 45% del servicio que se alimenta de agua superficial y el 55% restante se inyecta a través de pozos.

Fuente: Diario de Cuyo

Botón volver arriba