Nacionales

PRESENTARON UN PROYECTO PARA RESTITUIR DERECHOS A PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE

El texto, que fue elaborado por organizaciones sociales, dispone la creación de una mesa de trabajo interministerial para abordar las problemáticas específicas y la apertura de una red nacional de Centros de Integración Social.

Un grupo de organizaciones sociales presentó en la Cámara de Diputados de la Nación el proyecto de «Ley de personas en situación de calle y familias sin techo». La iniciativa, elaborada por el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), el Movimiento Popular Nuestramérica y la organización Proyecto 7, busca garantizar derechos humanos básicos a esa población en todo el territorio nacional. Entre otros puntos, el proyecto prevé la creación de una mesa de trabajo interministerial para abordar las problemáticas específicas de las personas en situación de calle y la apertura de una red nacional de Centros de Integración Social.

«Una persona en situación de calle es una persona a la que le arrebataron todos los derechos, el objetivo principal de esta ley es restituir esos derechos«, dijo Federico Fagioli, diputado nacional por el Frente de Todos (FdT) y militante de Nuestramérica, en la presentación realizada en el Salón de los Pasos Perdidos. Además de la firma de Fagioli, redactor del proyecto, la iniciativa cuenta con las adhesiones de otros trece diputados del FdT que esperan que la ley pueda ser tratada en el recinto de sesiones durante este año legislativo.

Derecho al acceso a una vivienda digna, al uso de servicios, infraestructura y espacios públicos, a los servicios socio asistenciales, de salud y de apoyo para la obtención de un trabajo, son solo algunos de los derechos que el proyecto busca garantizar con la creación de un «espacio de articulación» a cargo del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

De esa mesa de trabajo, que tendría bajo su responsabilidad el abordaje de la situación y la elaboración de políticas públicas con un presupuesto específico, participarían también representantes de las carteras de Salud, de Mujeres, Géneros y Diversidad, y de Desarrollo Territorial y Hábitat, así como de Sedronar, universidades, organizaciones sociales y sindicales.

El proyecto establece también la creación de una red de Centros de Integración Social a escala nacional, «de acceso voluntario e irrestricto, con una prestación continua y permanente, 24 horas por día, todos los días del año». Actualmente, a la mayor parte de los centros públicos conocidos como «paradores» las personas solo pueden acceder para pasar la noche o para alimentarse, y luego se ven obligadas a volver a la calle. 

«Eso no alcanza para dar una respuesta integral, a la gente hay que escucharla, contenerla, cuidarla, acompañarla, tienen que poder acceder a todos sus derechos», explicó en este sentido Vanesa Escobar, militante de Nuestramérica. Por esta razón, los Centros de Integración previstos por el proyecto brindarían «prestaciones básicas de alojamiento, alimentación, higiene y cuidados primarios de la salud«, además de disponer de «espacios terapéuticos, talleres y actividades de formación, capacitación y ocupación laboral». A su vez, estarían gestionados «por trabajadores idóneos en la problemática de situación de calle» y capacitados «para abordar temáticas de género y diversidades».

Además de los Centros, Escobar detalló que el proyecto estipula la apertura de un «Sistema Nacional de Atención Móvil», también de alcance nacional y con servicio durante las 24 horas, que en articulación con un servicio de atención telefónica trabajaría en las calles para poder intervenir rápida y personalmente en situaciones de emergencia.

Otro de los puntos destacados es la realización de un censo de personas en situación de calle a cargo del Ministerio de Desarrollo en conjunto con el INDEC. En la actualidad no existe ningún relevamiento oficial que recabe ese tipo de datos a escala nacional y son las organizaciones sociales las que en muchos casos se hacen cargo de ese trabajo. «Es muy importante la creación de este censo porque permitiría conocer la población real que se encuentra en esta situación y diseñar las políticas necesarias en base a eso«, señaló Fagioli.

Por su parte, Constanza Guillén, militante del MTE, indicó que, como primera medida,  a partir de ese relevamiento «se desprendería la posibilidad de que puedan acceder a un DNI los miles de compañeros en situación de calle que actualmente no lo tienen«. En su artículo 14, el proyecto establece que «en el marco del primer relevamiento y luego en forma permanente, se organizará un sistema administrativo para el otorgamiento gratuito de todos los documentos necesarios«.

Fuente: Página 12.

Botón volver arriba