Información General

REALIZARÁN SORTEOS PARA VIVIENDAS

La urbanización del barrio de 1.000 casas y el sorteo entre los interesados perfila para el segundo semestre.

Si bien la gestión uñaquista viene apuntando sus cañones a la construcción de viviendas para las familias afectadas por el terremoto del 18 de enero y la relocalización de asentamientos, no ha descuidado los planes para clase media. En uno de ellos, el Gobierno provincial consiguió el OK «verbal» de Nación para financiar la totalidad o gran parte de la urbanización (red eléctrica, de agua, gas y cloacas) de un barrio de 1.000 casas, obra que tiene un costo de unos 800 millones de pesos y que podría ejecutarse en el segundo semestre, destacó el ministro de Obras, Julio Ortiz Andino. En el futuro complejo habitacional, que estará en Rawson, el Ejecutivo venderá los lotes y los enganchará con la entrega de un crédito del IPV para levantar las casas. Para acceder a ese tipo de préstamos, los interesados deben cumplir con una serie de requisitos (tener un sueldo equivalente a tres salarios mínimos, vitales y móviles, por ejemplo), por lo que en el organismo habitacional realizarán un sorteo entre los inscriptos en esa operatoria, por fuera del padrón general.

Ortiz Andino señaló que le pidió al ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, el financiamiento para la llamada urbanización e infraestructura del terreno ubicado en calle Chacabuco y República del Líbano, en Rawson. El alfil uñaquista contó que la obra tiene un costo cercano a los 800 millones de pesos y que desde Nación le dieron el visto bueno, por lo que, «si no es la totalidad de los fondos, esperamos una parte importante». En ese marco, destacó que van a cargar el proyecto en una plataforma de Nación y, una vez que esté en el sistema, hará la gestión para su aprobación. «En el segundo semestre de este año podemos licitar la urbanización», resaltó el funcionario. La obra incluye las instalaciones de los distintos servicios y la apertura de calles, entre otros trabajos.

El Gobierno venía trabajando este plan de vivienda para clase media desde 2019, pero postergó su lanzamiento debido al impacto de la crisis económica nacional durante el último año de la gestión macrista. En 2020 estalló la pandemia del Coronavirus, que llevó a centrar las prioridades en las áreas de salud, seguridad y asistencia social, aunque en este año ya se están haciendo las gestiones para retomar la operatoria. De esa manera, la gestión uñaquista apuesta a la construcción de viviendas para atender las situaciones de emergencia por el terremoto y a desarrollar los planes para clase media, que también quedaron  estampados en el Acuerdo San Juan.

Ortiz Andino explicó que, una vez finalizada la urbanización, en el transcurso de la segunda mitad del año se puede llevar a cabo el sorteo de los lotes. Tanto el ministro como el director del IPV, Marcelo Yornet, indicaron que se abrirá una inscripción especial para esa operatoria. Es que los interesados, automáticamente, deberán acceder a un crédito del organismo habitacional, el cual, entre una de las condiciones que establece es que el grupo familiar debe tener un ingreso equivalente o mayor al de tres

salarios mínimos, vitales y móviles, es decir, 64.800 pesos. El listado oficial obedece a que en el padrón general del IPV, que tiene unos 44 mil anotados, muchas familias no tienen los haberes para llegar a ese requisito. Si la cantidad de inscriptos cubre los 1.000 lotes, no será necesario el sorteo. Una vez que el interesado abone el 50 por ciento del lote, accederá al crédito del IPV.

Financiamiento

800 Millones de pesos cuesta la urbanización del terreno del barrio Valle del Sol. La obra consiste en la instalación de los distintos servicios.

Reactivación

La construcción de viviendas mueve una especie de rueda económica, ya que se deben contratar empresas o grupos de albañiles y, a su vez, se producen compras de insumos como cemento, áridos, hierros, entre otros.

Fuente: Diario de Cuyo

Botón volver arriba