Departamentales

CAUCETE: PEDIRÁN LA SUSPENSIÓN DE UN CONCEJAL

Para llegar a la sanción, hacen falta cinco de los siete votos en el Concejo. El oficialismo tiene cuatro miembros.

La investigación penal que enfrenta el edil Miguel Caselles, que fue denunciado por la madre de una menor por un delito sexual, impactó de lleno en el Concejo Deliberante de Caucete. El presidente, Juan José Escobar, dijo que el bloque oficialista planteará la suspensión del concejal y que su tratamiento se dará el jueves que viene. Según explicó, la medida está contemplada en el reglamento interno, la cual apunta a proteger al cuerpo legislativo frente a un posible desprestigio, aunque aclaró que, si el imputado luego es desvinculado de la causa, puede volver a ocupar su puesto. Para concretar la suspensión son necesarios los votos de las dos terceras partes de los siete miembros. El oficialismo justicialista cuenta con cuatro integrantes, por lo que para conseguir la sanción requieren de la adhesión de uno de los tres opositores, entre los que se encuentra el propio Caselles, quien ha manifestado su inocencia. Así, la próxima sesión expondrá la postura de los restantes ediles.

El tema deja al descubierto la facultad de los cuerpos legislativos de sancionar o no a sus integrantes tras denuncias penales, aunque aún no haya una sentencia definitiva. Discusiones que, por ejemplo, se han vivido en la Cámara de Diputados de la Nación.

Caselles va por su segundo mandato como concejal. Su desembarco en el Legislativo caucetero se dio en 2015, de la mano del exintendente Julián Gil.

Según fuentes judiciales, el edil fue denunciado por la madre de una menor de 16 años, quien le contó que, a principio de enero, Caselles le mandó mensajes en Facebook, en los que le propuso mantener relaciones sexuales a cambio de comprarle un celular nuevo. El contacto con la joven se había gestado debido a que el concejal se había acercado a la familia con el argumento de ofrecerle trabajo a los adultos, según consta en la denuncia. La presunta maniobra del imputado se denomina grooming y está contemplada en el artículo 131 del Código Penal, dentro de los delitos contra la integridad sexual, el cual castiga con 6 meses a 4 años de prisión al que «por medio de comunicaciones electrónicas, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma».

Tras la denuncia, la Policía allanó la casa de Caselles y secuestró cuatro celulares, cuatro pendrives, tres chips, dos tarjetas de memoria y dos notebooks para que fueran peritadas. La causa se tramitó en el Cuarto de Juzgado de Instrucción, a cargo por entonces de Diego Sanz, pero con la puesta en marcha del sistema acusatorio, el expediente quedó en la nueva Unidad Conclusiva de Causas.

En el período de este año en el Concejo, Caselles reapareció en la segunda sesión, la del último jueves, en la que expuso que goza del principio de inocencia y que no tiene nada que ver con el hecho denunciado, luego de que los oficialistas le sugirieran que se tomara licencia. El edil rechazó tomar ese camino, decisión que fue acompañada por sus colegas Paola Cepeda y Emanuel Castro, contó Escobar. Ahora, el bloque oficialista apuesta a la suspensión.

Fuente: Diario de Cuyo

Botón volver arriba