Educación

Proyecto de ley: Incorporar la Educación Emocional en el sistema educativo formal

El proyecto alude a trastornos de pospandemia en niñas y niños. La propuesta la ingresó en el Congreso el senador Nacional Flavio Fama.

El ex rector de la Universidad Nacional de Catamarca y actual senador nacional por JxC, Flavio Fama, presentó un proyecto de ley que busca incorporar la educación emocional en los niveles inicial, primario y secundario de los establecimientos educativos públicos y privados de todo el país.

El proyecto propone la incorporación de un inciso en cada uno de los artículos 20, 27 y 30 de la ley nacional de Educación 26.206. Las modificatorias apuntan a que los alumnos y alumnas de estos niveles básicos educativos “cuenten con los recursos necesarios para poder identificar, tramitar, internalizar y expresar sus emociones de manera saludable”.

En este sentido hace hincapié en la incorporación la educación emocional como dispositivo para la promoción y prevención primaria de la salud mental y desarrollo cognitivo de los alumnos.

En los fundamentos el proyecto hace referencia al “incremento significativo de estados emocionales durante la pandemia de covid-19, como ansiedad, irritabilidad, tristeza, trastornos de la alimentación y regresiones a la etapa previa del desarrollo en los niños y niñas. Mientras que en los adolescentes del nivel secundario se han detectado síntomas de depresión, síntomas de conductas disruptivas, mayor consumo de alcohol y de otras sustancias”, expresa Fama en la fundamentación.

También los fundamentos mencionan la “ínfima importancia” que se le asigna a las emociones en el ámbito educativo formal en el desarrollo integral de los niños/as y adolescentes. “La educación emocional colabora principalmente en la prevención primaria de distintos trastornos mentales en niños y adolescentes, promoviendo la comprensión empática hacia el otro para facilitar las relaciones interpersonales, enseñando a regular las emociones a través de poner en palabras lo que sucede, ayudando a resolver los conflictos de manera asertiva, facilitando el conocimiento de las capacidades y limitaciones propias sin dejar de quererse en lo que respecta a la conformación de la autoestima, mejorando la tolerancia a la frustración y estimulando la creatividad a la hora de enfrentarse a situaciones inciertas o adversas entre otras”, asegura el senador.

El senador señaló además que en la Argentina hay dos antecedentes legislativos. En 2016, se aprobó por unanimidad la primera Ley de Educación Emocional en la provincia de Corrientes y en 2018 en la provincia de Misiones.

Fuente: Página 12.

Botón volver arriba